PER: expresión y sanación en la escuela

0
41

El Periodismo Escolar Restaurativo, PER, es nuestro programa bandera, que promovemos con éxito en instituciones educativas públicas y privadas del país. 

Considerando la significativa contribución de Educalidad a la promoción de la convivencia y la paz mediante el periodismo, teníamos una cita ineludible en el 30º Congreso Internacional de Prevención y Atención del Maltrato Infantil, que llevamos a cabo del 28 al 30 de agosto. 

También le puede interesar: https://educalidad.com/agenda-de-prevencion-y-atencion-del-maltrato-infantil-2023

Congreso, maltrato, Afecto, niños, PER

Además de ser coordinadores de la Sala de Educación del Congreso, tuvimos la oportunidad de compartir la experiencia del PER en un espacio en el que dimos a conocer en qué consiste, qué elementos la conforman y los resultados que arroja, especialmente en la voz de sus participantes, los niños, niñas y adolescentes.

Con el PER buscamos hacer un periodismo de transformación. El PER contiene elementos transversales con los cuales podemos generar aprendizajes individuales y colectivos; es en la educación donde el periodismo, la escuela y lo restaurativo confluyen y a partir de ahí, quienes participan inician un proceso de conciencia, acción y cambio. 

¿En qué consiste el PER?

Nuestro programa es fundamentalmente formativo. Ponemos a disposición de las instituciones educativas las herramientas del periodismo y nos insertamos en su cotidianidad, para responder a sus necesidades y expectativas relacionadas con comunicación y convivencia. 

El proceso PER nos permite conocer las historias que se encuentran en la comunidad escolar. Con los recursos disponibles en la institución educativa y, sobre todo, con la capacidad de expresión que nace en la palabra de cada uno de quienes participan, profundizamos en las habilidades de los estudiantes desde un pilar fundamental: la narrativa.

Es en la narrativa donde encontramos el punto de partida del proceso de transformación en el PER. Es en ella donde los participantes logran contar, tal vez por primera vez, situaciones, sentires e incluso malestares que no habían podido verbalizar. Es éste el aporte del periodismo restaurativo: poder expresarnos genuinamente para transformar realidades.

El PER permite fortalecernos como miembros activos de una comunidad y nos recuerda permanentemente que somos más capacidades que limitaciones; que somos más posibilidad y oportunidad que frustración o vulneración.

¿Cómo expresamos?

La expresión es esencia del PER. Creemos que la comunicación contribuye a fortalecer las capacidades y habilidades comunicativas y socioemocionales de los estudiantes, a través de herramientas periodísticas para ejercicios individuales como crónicas, podcast, videos y fotografías; y herramientas colectivas como murales, obras artísticas y culturales y campañas. 

Una emisora escolar desde el PER, por ejemplo, puede ser potenciada con los participantes para que ellos se involucren y agencien su proceso narrativo desde materiales y contenidos radiales.

Ahora bien, no es nada fácil poder compartir historias cuando han sido silenciadas o no se ha tenido un espacio en el cual haya sido viable poder expresarlo. Por eso, con nuestro aporte de la narrativa restaurativa construimos espacios de cuidado individual y colectivo, para llevar a cabo procesos de reconocimiento, responsabilización y transformación. Así, todo lo compartido se da desde la tranquilidad de poder hacerlo sin temor al daño, al juicio o al castigo.

Esto implica que en un primer momento los estudiantes cuentan de sí mismos, reflexionan y realizan una producción individual, para después compartirla con sus pares. Los estudiantes narran y cambian la forma en la que se venían relacionando consigo mismos. Esto conlleva ineludiblemente a que el proceso de cambio se consolide en un desarrollo colectivo.

¿Cómo sanamos?

La sanación está presente en todo el camino recorrido con el PER, entendida ésta como la capacidad que tenemos todas las personas de recobrar el equilibrio que un evento nos ha quitado. El PER nos entrena en la capacidad de gestionar las emociones reconociéndolas como válidas e importantes y llevando a su resignificación y transformación a través de la narración.   

De esta manera, el PER nos da la posibilidad de sanarnos al poder narrar siempre desde múltiples lugares (narrar desde el dolor, narrar para proponer, narrar para cambiar, narrar para transformar). En una sociedad con un arraigo de violencia tan significativo, el PER nos lleva a procesos de toma de conciencia, acción y cambio.

Los testimonios de los estudiantes sobre el aporte del PER a sus vidas son contundentes. Por eso, Educalidad pone a disposición de todas las instituciones educativas el PER, para la expresión y sanación de niños, niñas y adolescentes.

También le puede interesar:  https://afecto.org.co/congreso/agenda/

 

Artículo anteriorEntrevista a Mineducación: ‘La educación no debe ser un privilegio sino un derecho’
Artículo siguienteLa inteligencia artificial: ¿ángel o demonio para la educación?
Educalidad
Educalidad es un servicio de la Corporación Liderar conformado por un equipo interdisciplinario de profesionales dedicados a contribuir a la construcción de convivencia y paz en la sociedad, empleando la educación escolar como herramienta de transformación cultural y fortaleciendo la relación familia – escuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí