La chica de muchos sueños

0
63

Podcast
Proyecto Prensa Escolar
Estudiante de Benposta
Bogotá
2022


Un saludo para aquellos soñadores que se sienten solos. Soy Erika, una soñadora más, igual que ustedes, con defectos que todo ser humano tiene, pero también con ciertas virtudes.
No es tan fácil para mí tener que levantarme, día a día, a las 4 de la mañana, y ser líder de un grupo de niñas más jóvenes; estar, ahí, pendiente de que lo que tienen que hacer, lo hagan bien; pero, a la vez, es una bonita experiencia la que voy obteniendo.
Les cuento que soy una chica que salió de su casa con 16 años de edad; por motivos de riesgo, tuve que trasladarme a la Capital. Sí, yo era una chica de pueblo, para mí esto fue muy duro tener que separarme de amigos y familiares.
Llegué a un lugar muy maravilloso. No solo es el lugar, sino son las personas que lo hacen ser así.
Vine con el propósito de empezar una nueva etapa en mi vida, poder superarme. Ahora voy ya en el grado 11, con muchas confusiones porque no sé si a ustedes, oyentes, les pasa, pero algunos jóvenes tenemos muchos miedos, que a veces no hallamos la manera de resolver.
Y, precisamente, cuando estamos culminando nuestro año escolar, no sabemos a qué nos vamos a enfrentar: si la vida nos cambia, si nos va tocar muy duro, darla toda por lo que queremos, por lo que en realidad nos gusta, con lo que nos sentimos bien, con lo que nos apasiona en realidad hacer.
Que no nos obliguen. Lo primero es pensar en nosotros, en lo que nos hace feliz, y no darles orgullo a terceras personas. Darnos orgullo a nosotros mismos, sentirnos satisfechos.
Es normal que, en estos momentos, miles de personas se encuentren muy confundidas, porque no saben qué hacer con su vida. A mí me pasa. Tengo en mi mente miles de planes, metas, sueños y muchas cosas.


Soy una chica que, a pesar de sus dificultades, no deja de soñar en grande. No deja de hacer lo que le apasiona, a pesar de sentirse confundida.
Ya estoy culminando mis estudios, estoy ansiosa por ir a la universidad, conocer nuevas personas, experimentar otro ambiente, pero a la vez, siento miedo de que no sea capaz.
Como les contaba, estoy confundida, quiero ser ingeniera civil ¡Me encanta! Pero he descubierto algo en mí. Pensé que no tenía dones, que no servía para hacer nada, pero, poco a poco, me he encontrado conmigo misma. He descubierto que soy buena escribiendo Me encanta escribir e inventar historias, y cuando las leo, me gustan, porque me impresiona esa capacidad que tengo de inspirarme.
En esos momentos que me siento tan sola en el mundo, me animo a agarrar un lápiz y una hoja, sentarme en mi cama, escribir y expresar todo lo que siento. Después de que lo hago y lo leo, me digo: “¡guau eres genial, vales mucho!” pero no solo lo hago cuando estoy triste, lo hago cuando quiero, también lo hago estando bien.
He pensado en hacer las dos cosas: estudiar ingeniería civil y ser escritora, porque me siento bien. Siento que en algún futuro me voy a sentir orgullosa de mis logros. Me arriesgaré a hacer todos los días algo mínimo que me genere miedo y saber realmente mis límites.
Yo quiero invitarlos a que no dejen de soñar. Que piensen primero en lo que ustedes quieren en realidad. Que se sientan orgullosos de ustedes mismos. No lo hagan por satisfacer a terceras personas. A pesar de sentirse confundidos, arriésguense. No les dé miedo dar ese paso. Y si se caen mil veces, levántense. Lo que se consigue fácil, se va muy rápido. Esfuércense a cosas grandes, sin importar lo que les cueste. Los límites se los pone uno mismo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí